miércoles, septiembre 09, 2009

La Vorágine

-----




_____

Fuimos, somos, seremos…

____-
Mi amor, desde que ingresaste en mi vida

Entre cervezas y meadas

Aceptaste las reglas

Te arriesgaste a ello

“All in” como te gusta a ti

Para que nos vallamos entendiendo

Para que sepas exactamente de lo que estoy hablando

La cosa fue así, o así lo vi yo, o al menos esto es lo que recuerdo

Lo que me guardo para mí de todo esto

Entonces, técnicamente, el poema parte aquí, ósea después de esta línea y de aquí en más,


subrayo aquí, ya no debería ser tan evasivo para decir lo que te quiero, subrayo coma ( , ) decir

“Si quieres ser el hombre tienes que vencer al hombre”

Es un lema de vida

Somos hombres de lemas

Me llamaste

Te enrabiaste

Me puteaste

-“Ya pos hueón
¡Ponte los pantalones!”
Ja ja ja ja… sólo pude reír
Una hora atrasado y créeme que no jodo con esto, traté de hacerla corta, pero estaba caliente desde la cuatro de la mañana
Y mi amor, esta mujer es tan bella, tan desesperadamente deseable, tan inconmensurablemente ella misma,
-
Y yo caliente…
Para que te quedes tranquilo
Fue un polvo de aquellos, de aquellos que te sentirías orgulloso de relatar a tus nietos
Casi puedo recrear esos tiernos ojos expectantes, escuchando al abuelo chocho y cachondo (dos
palabras que a mi parecer, se parecen en demasía)

Con una mujer así es difícil hacerla corta…

Un momento -¿Te advertí que este sería un poema largo?

Bueno, así estoy escribiendo hoy por hoy, hoy por ti mañana por ella, aunque esto
inevitablemente la incluye, pues estuvo con nosotros durante el transcurso de ese día, esa noche, y ese día otra vez.

Y ya me es muy difícil, complejo y hasta absurdo, no incluirla en todo lo relacionado con mi vida y mis letras,
-
Ya somos, desde hace rato; dos igual uno.

Pero tú tampoco sabes perder el tiempo, te calce en lo tuyo, en lo que mejor haces, en lo que más
te gusta, con esas niñitas
-no te preocupes Makita, estoy hablando de “hacerse el lindo”,
si hasta ahí no más llega este weón, (ojo, yo digo weón con dobleve y él con ache)

Cambio la yegua pero no la norma
Nuestras tradiciones No
Nuestras sanas y malas costumbres
(Aquí se pone bueno esto)
Nada se interpone entre nuestra fanfarronería
Fuimos, somos, seremos
Insoportables, egocéntricos, y pedantes,
Tan abrumadoramente gañanes,
-
Amamos a nuestras mujeres, (respectivamente)
¿Respectivamente? Paréntesis: (Te vas a reír amor)
-
Tan abismantemente truhanes,
Estamos forjados para amar la vida y el amor
Hedonistas por principio
Nos debemos ver tan exitosos, jóvenes y bellos
Juntos, subrayo Juntos
Preocúpate eso si, por que pronto, tarde o temprano, más tarde que nunca sólo será bellos (ahora me rió yo)
-
Aaa… pero estaba hablando de ti (escribiendo)
O de nosotros (prosando lacónica y vivazmente a la vez, (poetizando en el mejor de los casos))
Con esto seré breve:
Nos encontramos con tu mujer, y compramos lo que queríamos, (Flash-Forward)
Y brindamos al fin, después de meses de abstinencia espiritual
Y la cerveza se multiplicó como los panes y los peces
Y bebimos como condenados, como nos gusta a nosotros
-
Como mejor lo sabemos hacer
Como dos jodidos hijos de puta
-
El huaso cósmico
Y el poeta porno-dadá
-
Juntos, sedientos, que idea tan macabra…
Eso es punk rock
Es la semilla del mal carcomiendo el edificio
Es el cáncer en una ciudad que de por sí agoniza
Es el vomito de dios
Es la lujuria de la sangre de Vaco
Es la vorágine
-
Por que tenemos todas las historias de combos
Y de machos alfa derrotados por nuestros puños
Todas las peleas, las mochas, los Slam, las barricadas, las cuchilladas en el rostro
Ambos conocemos muy bien el verdadero rostro de la violencia
Fuimos, somos, seremos
Los héroes anónimos de las calles solitarias
A las que algunos temen
Fuimos, somos, seremos
Los cabrones que revientan todos los bares que pisan,
Los eternos cómplices nefastos de todas las licorerías,
Los clientes favoritos de cuanto miserable tabernero hay en este país,
Los maestros primigenios
Del bellísimo arte de secar todas las barras,
Todas las botellas,
Todos los vasos,
Todos los bellos litros meados que se diluyen como lava ardiente,
Echando humito, en la fría noche afuera de tu departamento
Mientras las historias y la conversación
Se vuelve humana e inmunda, y los tópicos que tratamos son los recurrentes de cualquier hijo de
puta como nosotros;
La soledad, la literatura, la estupidez humana, el insomnio, la angustia, la barbarie, la eterna búsqueda, todo lo real, todo lo verosímil, todo lo soez,
Todo aquello tan calcinante que llevamos dentro, tratando de satisfacer a nuestras íntimas y amadas bestias insaciables,
Entonces aparecen difuminándose entre recuerdos,
Las siluetas de ella, ella, y aquella, y esa, y la que pudo, y la que no fue, y la que será - pero tranquilo, más tarde… (En una líneas más) voy hablar de ellas (si, hablar)
Lo siento viejo, soy el caos y el caos tenía que mear, creo que ya lo mencioné, pero era la noche, el reencuentro, el bello locus amoenus asediándonos, amo la destrucción, los cristales rotos, las vidas destruidas, las conciencias sucias,
Una meada, si lo ves así, no es para tanto, estaba
(Estábamos) borracho (s),
Por otra parte…
Si normalmente yo soy quien se caga en las hostias ¿por qué no podría mearme en un quinto piso a las cuatro y media de la madrugada? amo el caos, casi tanto como un buen polvo (si ya viene ya vamos reparar sobre ellas y de sus polvos)

Insisto: fuimos, somos, seremos (y voy a ser jodido con esto)
Son todas mis putas y todas tus putas
Son todas tus princesas y todos mis ángeles
Es tu mujer y la mía
Ahora al fin me detengo en esto
Porque es necesario que lo sepas por mi boca (si de mi boca infiel y traicionera)
Somos tan infinitamente afortunados y cabrones
Los comensales más aguerridos
De esas exquisitas mesas desnudas
El hallazgo…
Oh viejo perro ¿Nunca te ha pasado?
Tomas la cajetilla de cigarrillos y de pronto te percatas de que sólo queda un último miserable
cilindro cancerigeno, huacho, extraviado, desorbitante, desorbitante en un planeta desastroso y frustrante como lo es este
O vas al frío y te encuentras con el desengaño más funesto de tu vida; sólo queda una cerveza, una lata de 470 centímetros cúbicos, helada, expectante porque te la bebas
Pero sólo es una… y es la última, entonces te topas con todo el mal en un instante: la pesadumbre, la codicia, el hambre y las guerras del mundo girando sobre tu cabeza
No te confundas hermano, te lo advertí, vaticine, prometí, que iba hablar sobre ellas y el tiempo es ahora
Es simple
Por una puta vez
Es una y no importa, está bien
Y no es maligno pensar que podría haber un paralelo con todo lo anterior,
Todo lo que he referido y la mujer

Al fin me quedé sólo con una y es la última
Por una puta vez es sólo una
“All in”
Fuimos, somos, seremos
Como una sustancia ilegal
Seres tan nocivos para la salud
Y aún así
Con toda la mierda
Estamos ahí
Devorándolas como animales depredatorios
Aullando sobre sus espaldas como furtivos lobos en luna llena
Tenemos tanto de que sentirnos orgullosos
Fuimos, somos, seremos
El bufón afortunado que encandiló a la reina
Fuimos, somos, seremos
Y ellas…
Ellas nos aman de verdad
Créeme amigo, que en rigor,
No existe en el mundo
Ironía más perfecta que esta
--
5:52 A.M. sábado 05 de septiembre 2009

2 comentarios:

Manuel dijo...

¿Te das cuenta por qué es que te amo? jajajajajajajajaja.

"Fuimos, somos, seremos" Increíble, de verdad, increíble.

Verdaderamente somos dos hijos de putas, en muchos aspectos no logramos saciarnos porque somos dos malditas bestias sedientas de moco cervical, sedientas de gemidos, sedientas del mismo alcohol que dejaría inconsciente a otro. Buscamos y encontramos lo algunos ni siquiera alcanzan a imaginar, el mundo en el cual somos los depredadores a muchos les aterra, estamos un paso adelante del común denominador de nuestro género y no tenemos ni un ápice de falsa modestia.

Está increíble, está sublime, es un honor.

Buenísimo, nada que decir, muchas risas, mucha reflexión, fue casi como verme en pelotas frente al espejo.

Ah! y yo "weón" jamás lo he escrito con "h", que mis poleras tengan cuello y un caballo no quiere decir que no sepa mear en la calle... bueno, no en el pasillo de mi propio edificio, pero sí en la calle, jajajajaja.

Un abrazo y hay que repetir luego esa tarde-noche-mañana de cerveza.

Saludos a la arpía.

Felipe B. dijo...

Nuevamente me es algo complejo hacer comentarios ante escritos que me resultan demasiado personales, pero me veo en la necesidad de expresarte lo bien que se siente leer porno-dadá de tu mano un break-viernes por la tarde después de la pega.

Me gustaría aparecerme por allá uno de estos días, pero por acá las cosas están complejas...

Gran trabajo el tuyo, saludos.