martes, marzo 23, 2010

Mendoza II

-

La noche de Mendoza se abre luciérnaga neón

Como una trinchera

La bohemia de Arístides Villanueva nos recibe

Con sus bares conceptuales, contemporáneos, y snob

-

Las divas de la noche trasandina

Se repliegan,

Se reagrupan,

Y finalmente invaden

Contorneándose sinuosamente

Maquilladas, operadas y teñidas

Perfectas

-

Caminan invitando

A otra fiesta

En las afuera de la ciudad

-

Los meseros

Sufren conmigo…

Sea, o no sea su propósito,

No pueden embriagarme…

Y yo lo intento,

Y lo intento,

Sin resultado

-

La taza de cambio nos favorece

Por ello, me pongo terco…

Combino con obstinación:

Cerveza

Piña colada

Cuba libre

Mojito cubano

Piel de higuana

Coloradito

Tequila y vodka

Créanme no miento,

Con todo eso,

No pudieron conmigo...

-

Mi hembra se divierte

Follamos como locos

El lugar en que nos quedamos

Sólo nos siente

Bramar matinal y nocturnamente

Como una onda expansiva

Llenamos la habitación

De murmullos y sollozos

Sentimos la inquietud

Entre los otros pasajeros del hostel,

Fuera de eso poco saben de nosotros,

Interactúo poco,

Ella es más sociable…

-

En fin,

Mendoza y sus bares…

De eso hablaba,

Bueno,

Las chicas y los chicos,

La abrupta bulimia,

La constante gula me sobrepasa,

Devoro y degusto todo,

Así es difícil embriagarse,

Por eso nada parece poder derribarme,

O, al menos, tambalearme…

-

Mientras yo y mi hembra

Recorremos los mejores boliches

Y los chicos guapos,

Salen en busca de chicas guapas,

Mientras los mayores divagan sobre sus crisis de los cuarentas

y sus variables susceptibilidades:

-“Vos no sabes las veces que me he agarrado a piña conmigo mismo”

O cosas como:

-“A claro, vos querés que salga con la cara de boludo enamorado”

Mientras se fotografían como pareja…

-

Y mientras las putas se alistan,

Entre sus ajustadas medias,

Sus ajustadas botas,

Sus ajustadas ropas,

Para atender, a cuantos angustiados de bolas llenas y poca suerte, encuentren

-

Y mientras los turistas europeos descubren su yo interno,

Saltando en bungee,

Arriba de un kayak, o haciendo parapente…

Para ver si de una puta vez encuentran la formula,

-“una vía de escape para sentirme vivo”

-

Y mientras los bares nos reciben

Y los meseros luchan contra mí:

-“Si viejo eso pedí, la cerveza y el mojito a la vez”

-“Y para la señorita un sumo de naranja”

-Exacto, viejo, eso ¿no es tan difícil verdad?…

-

Mientras todo esto pasa

Paralelamente

Algo nos recuerda

Que no importa que esta sea la ciudad

Más turística, ordenada y bella

Del oeste argentino,

De todas formas,

Estamos en Sudamérica

Y Sudamérica es así…

Hermosa y desesperadamente

Tercermundista

Mientras nosotros saciamos la sed y nuestros sexos,

Y mientras otros se llenan la panza,

O colman la sed de aventura, la soledad y la búsqueda de un lugar en el mundo

-

Mendoza se transfigura en Mendoza-Raccoon city…

Un ejército de mini zombies nos rodea, nos acosa y nos arrincona

Pequeños pordioseros limosnean constante y persistentemente,

Pidiendo algo de comida para llegar a casa

-

La nena, con el bebe en los brazos,

El lastimero niño, que contrasta tanto,

Al altivo pequeño fundido, de dos mesas más allá,

Que no parece llenarse con nada…

Los chicos en grupo, dividiéndose estratégicamente para abarcar todas las mesas,

-

Bueno, de esas forzosas dicotomías

Se compone nuestro continente mestizo…

-

Volvemos en taxi a nuestra habitación

Converso con el chofer

En nuestro país, un presidente de derecha ha asumido el poder,

Y nosotros no queremos regresar

A no ser que sea para hacer la diferencia, armar la disidencia

-

El me refiere que lo considera un retraso de 20 años…

Yo no puedo estar más de acuerdo,

Le pregunto como va el trabajo,

Me dice que duerme poco y que trabaja mucho para sustentar a su familia,

Que la cosa anda mal, pero que hay que seguir,

Le digo que de donde yo vengo, bajo mi perspectiva,

Esta me parece una ciudad segura,

El me objeta que ya le han abierto la cabeza dos veces…

Y a mí no me extraña, que fuerzas especiales este todo el día en la calle,

Ya un amigo por ahí,

Se molesto por verme caminar a torso desnudo por la central peatonal,

“Mira como es la vida, a mí por menos me llevan detenido che”

No fue en mala, pero el mensaje era claro

Ese mismo día,

También me zambullí en una pileta pública en plaza Italia,

Me lo imaginé contra el piso,

Rodeado por tres uniformados y una patrulla…

-

Sé bien, que no digo nada nuevo

Pero no gano nada, quedándome callado

Y refiriendo sólo los buenos recuerdos

De mis vacaciones,

Allá ustedes si leen esto…

Si reparan en algo,

Si distinguen lo que trato de decir,

No sé,

Pero yo cuando veo estás cosas,

Sólo puedo pensar

Manos a la hoja…



5 comentarios:

Felipe B. dijo...

Este Mendoza II tiene más de Mendoza que el Mendoza I, por así llamarlo, es más hacia afuera, más calle... el I es más de la pieza hacia adentro.
Sabes que no entiendo mucho de géneros, estilos y ese mundo que desconozco casi por completo, sin contar que recién ahora estoy remediando mi falta de (buenas) lecturas, pero a riesgo de equivocarme puedo decir que este porno-dadá se cocinó con el realismo sucio.
Por cierto, así terminado me cambió totalmente el cuento.
Seco!
La pega de comentar los otros dos poemas se la dejo a otro lector, no creo que te falten.
Saludos viejo.

Anónimo dijo...

si viejo este poema siempre estuvo ahí, sólo que no lo había escrito...

igual creo que es primera vez que presencias el ejercicio escritural desde la óptica del ensayo y error, porque viste el edificio en construcción primero y al otro día terminado...

saludos

el Beto

Cordelia dijo...

Muy buen texto.

Estos son los que me gustan leer, no tanto sexo y sí más orbe, menos tu.
La ciudad y el Beto, es realmente fascinante como nos relatas tus aventuras en Mendoza, mezclando de todo.
Aún pienso en el perturbado barman... pobre hombre... xD

Saludos!

Anónimo dijo...

y como le hago makita? si eso es lo único en lo que soy realmente bueno...

jajajjaa un beso y gracias por pasar por aquí

Beto

Anónimo dijo...

viaje...
te encontré ahi, rodeado de gente
como maquinando el texto y la critica solo con observar...
las prostitutas, los grupos de hombres... y porsupuesto el barman...
me gusta... no es como lo de siempre pero tiene tu toque personal
vislumbré al beto más analítico y descontento con lo que le rodea.. y menos sexón.
es el espacio, el beto y el sexo
normalmente es el sexo, el beto y el espacio
re pio, me gusta... tiene más trasfondo que varios...

Fd